Patatas de luxe (de dieta)

 
  Aquí traigo otra receta de la dieta Entulínea. Me la ha pasado mi hermana y nada más verla dije "la hago", pero fue al segundo intento cuando pude degustar este plato, porque el primer ensayo fue un auténtico desastre. Las patatas salieron duras (como piedras) y picantes a rabiar.

En el segundo intento estaba claro que tenía que eliminar el picante (era pimentón picante, ahora he puesto del normal) y tenerlas menos tiempo en el horno. Para cocerlas en el micro he usado el papillote, que es un utensilio muy cómodo para estas recetas de dieta.

Ahora si puedo decir que estás patatas están muy buenas, no son propiamente las del McDonalds, pero no desmerecen nada.

Yo las he acompañado con mi salsa ligera de queso, que le da un toque fresco al sabor de la patata. Pero se puede acompañar con ketchup, ,mayonesa... solo que la salsita que yo usé, light, light, te ayuda a comerte este plato sin remordimientos.



INGREDIENTES:

(POR PERSONA)

1 patata mediana.
1 cucharadita de aceite.

PARA EL ALIÑO:

1 cucharadita de orégano.
1 cucharadita de curry.
1 cucharadita de pimentón.
Sal y pimienta al gusto.
1 pizca de azúcar.

PREPARACIÓN:

Poner todos los ingredientes del aliño en una bolsa.
Cortar la patata, con o sin piel, lavada, en forma de gajos, o a trozos no muy pequeños.
Echar la patata cortada en la bolsa y mover para que se impregne de todo el aliño,
Colocar en el papillote y echar el aceite. Remover.
Cocer en el micro 6 minutos (vigilando los tiempos). Sacar y comprobar si están tiernas, si no ponerlas un minuto más.
Precalentar el horno a 180º y colocar las patatas extendidas sobre un papel vegetal.
Hornear para que se doren unos cinco o seis minutos más, vigilando que no se nos tuesten  demasiado o se pondrán duras.
Sacar del horno y tomarlas con alguna salsa.



Lavamos la patata y cortamos con o sin piel en gajos.



Metemos los ingredientes del aliño en una bolsa y echamos las patatas dentro. Removemos la bolsa.


Ya se ha impregnado la patata de todo el aliño.


Ponemos las patatas en el papillote y echamos el aceite.

A los seis minutos, pinchamos con un tenedor a ver si están tiernas. Si no las dejamos un minuto más.


Las ponemos en el horno unos cinco minutos para que se doren, cuidado que si se tuestan mucho se ponen duras.


Recién salidas del horno.


    Con la salsa de queso ligera, que se parece incluso a la que ponen en McDonalds (al menos para mí).


    Un cartuchete de patatas para acompañar a una carne o para picotear.


   Son como las de aquel anuncio que decía; "¿a que no puedes comer solo una?"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada