Salsa ligera de queso o falso alioli

 

 Esta salsa la he querido llamar falso alioli, porque la textura y el sabor se le asemejan. Pero no quiero engañar a nadie, es una salsa de queso, ligera, suave y cremosa, que nos puede sustituir a la mayonesa o al alioli, en caso de que estemos de dieta y no queramos prescindir de un poquito de sabor.

Es ideal para acompañar a carnes, patatas asadas o como aliño de ensalada, y como no tiene muchas calorías nos podemos dar el gustazo.



INGREDIENTES:

1 tarrina de queso fresco batido 0% de la marca Hacendado.
sal, pimienta, perejil, y ajo en polvo.
1/2 cucharadita de aceite.
1 chorrito de limón.
1 ramillete de perejil.



PREPARACIÓN:

Ponemos el queso en un bol y añadimos un chorrito pequeño de zumo de limón.
 Removemos bien y salpimentamos al gusto.
Volvemos a remover y ponemos la media cucharadita de aceite para que ligue la salsa.
Echamos 1/2 cucharadita de ajo en polvo y el perejil picado chiquito. Mezclamos y probamos para rectificar de sabor.



Este es el queso que yo uso, es ligero y sin grasa.


Le echamos un poquito de limón.


Agregamos la sal, la pimienta, el ajo en polvo (el orden no importa), y mezclamos bien.

La media cucharadita de aceite para que ligue.


Y el perejil muy picado.


     Una salsa ligerita, fresca y rica para los que quieren cuidarse un poquito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada