Quiche de puerros, gambas y bacon (sin gluten y sin lactosa)



I


Que bueno es pasar un dia entre amigos. Amigos que ya son familia.

Como es el caso de mis amigos Chiqui y Susana a los que quiero mucho y con los que me lo paso muy bien. Este sábado celebraban una fiesta familiar previa al  50 cumpleaños de Chiqui. Un acontecimiento muy especial con el que ellos querían invitar a amigos y familiares.



50 años no se cumplen siempre así que la ocasión merecía ser celebrada a lo grande, un bonito lugar, buena música, la mejor de las compañías, y como toda celebración que se precie, mucha comida.

Susana se ha encargado de organizarlo todo pero algunos familiares y amigos le hemos echado una mano. 

Comprar, planificar y cocinar para 30 personas no es facil, así que todos hemos arrimado el hombro un poquito para que la fiesta saliera como salió...¡perfecta!

Mi aportación ha sido sobre todo en los postres, además de la tarta de cumpleaños encargada en una de las pastelerías mas famosas de Malaga, yo le hice un pequeño surtido de postres individuales.

Pero hoy no vengo a hablar de los postres, eso lo haré otro día. Si no de una de las recetas saladas. Como somos muy exageradas, nos parecía poca comida, asi que por si acaso, y a ultima hora me pareció oportuno hacer una quiche.

Tenía que ser una quiche apta para celiacos e intolerantes a la lactosa. De manera que he usado un hojaldre sin gluten y una nata vegetal.Si  no teneis problemas de intolerancia podeis usar los productos habituales.

INGREDIENTES: 

1 lámina de hojaldre sin gluten
1 brick de nata vegetal, yo usé de soja (200 ml)
1 diente de ajo
1 puerro y una cebolla pequeña (o dos puerros)
250 gr de gambas frescas
80 gr de bacon en tiras
3 huevos
50 ml de aceite de oliva
sal, pimienta y nuez moscada




PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º.
Desenrollamos el hojaldre y lo colocamos sobre un molde redondo. Lo pinchamos por todas partes con un tenedor.
En una sartén amplia ponemos el aceite a calentar y pochamos la cebolla, el puerro y el diente de ajo, todo picadito. Podemos poner solo cebolla o solo puerro, yo solo tenia uno de cada, así que usé los dos.
Cuando ya esté pochado, agregamos las gambas peladas y troceadas, damos unas vueltas e incorporamos el bacon. Dejams que se haga todo muy bien y apartamos del fuego. Quitamos el exceso de aceite y reservamos.
Batimos los huevos con la nata y sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada.
Añadimos esta mezcla al relleno y lo vertemos todo sobre el hojaldre. Horneamos unos 20 o 25 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado y el relleno cuajado.

Se puede comer templado o frío, de las dos maneras está muy rico.


Pochamos la cebolla, el puerro y el ajo todo picadito.

Añadimos las gambas troceadas.

Y el bacon a tiras.

Quitamos el exceso de aceite y reservamos.

Colocamos el hojaldre sobre un molde redondo y lo pinchamos con un tenedor.

Batimos los huevos con la nata y sazonamos.

Añadimos el relleno.

Vertemos sobre el hojaldre. No so preocupeis si sobresale por los laterales. En el horno se caera sobre el relleno y hará el efecto de una tapa. ¡Al horno!


   Una quiche de aspecto "rústico". Pero exquisita.

   Un relleno muy sabroso y cremoso, nada pesada. ¡Una delicia!






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





4 comentarios:

  1. Me encanta la combinación que has elegido para el relleno de esta quiche. Original y seguro que un éxito total!!
    Patricia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exito total Patricia! Suave y cremosa. Un beso guapa!

      Eliminar
  2. Las quichés siempre son un acierto Mari Jose, siempre que tengo una cena o comida de amigos o familiares preparo alguna quiché y les encanta a todos. Esta es riquísima y la combinación perfecta!!
    Un bst.

    ResponderEliminar