Tocino de cielo







Uno de mis postres favoritos es el tocino de cielo. Vosotros diréis, pero no era la tarta de queso, o la de chocolate, o el arroz con leche? jajaja, es que soy muy golosa, tengo muchos postres favoritos!


No, en serio, me encanta el tocino de cielo, me parece una gozada comerlo tal cual o mezclado con un poco de yogur griego ¿lo habéis probado así?


Hacer tocino de cielo es fácil, para mi lo mas engorroso es desperdiciar las claras, aunque las podemos aprovechar para otros postres o congelar para cuando las necesitemos.

Esta receta la saqué de Recetas de Chispi, la he adaptado a la thermomix y lo he cuajado al baño Maria en el horno, porque aunque ella lo hace en el micro, yo lo intenté y parece que no le cogí el punto exacto de tiempo o temperatura en mi micro que fue un fracaso. Así que los he cuajado en el horno que no se tarda tanto.

INGREDIENTES:

250 ml de agua
250 gr de azúcar
5 yemas + 2 huevos enteros
caramelo liquido para los moldes




PREPARACIÓN:

En el vaso de la thermomix ponemos el agua y el azucar y calentamos 15 minutos, temperatura varoma a velocidad 2. Vertemos en un bol y dejamos que se enfríe.

Esto se puede hacer en un cazo, al fuego suave hasta conseguir un almíbar no muy espeso.

Ponemos las yemas y los huevos en el vaso bien limpito y seco y batimos unos 20 segundos a velocidad 3 1/2. Con la maquina en marcha, a la misma velocidad vamos echando el almibar templado por el bocal hasta acabar. Si no tenemos thermomix, en el vaso de la batidora mezclamos las yemas y los huevos y añadimos el almíbar en un hilo, como cuando queremos hacer mayonesa.

Echamos caramelo liquido en los moldes elegidos, yo he usado unos pequeños desechables de aluminio. Con estos moldes me han salido 8 tocinos de cielo.

Precalentamos el horno a 170º con una bandeja amplia con agua. 

Echamos la mezcla de huevos y almíbar en los moldes pero colándola, porque suele tener espuma y restos de claras que no queremos.

Metemos los moldes en la bandeja de horno con agua, pero antes ponerle papel aluminio encima para que no le entre agua.

Horneamos unos 25 o 30 minutos. Pinchamos con un palillo y si sale seco, ya están echo. Dejamos enfriar antes de meter en la nevera unas horas.



Calentamos el agua y el azúcar hasta tener un almíbar ligero.

Lo dejamos enfriar.


 Batimos las yemas con los huevos.


Y le añadimos el almíbar templado o frío poco a poco.

Ya tenemos la mezcla, a veces sale como espumilla. Lo colamos antes de echarlo en los moldes.

Ponemos caramelo en  los moldes,  echamos la mezcla y al horno.



    Precioso, ¿verdad?


   Es un postre muy calórico, pero de vez en cuando hay que darse un homenaje.









Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





6 comentarios:

  1. Tiene una pinta sensacional...Es un capricho pero es que está tan bueno, jeje

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, el tocino de cielo también es uno de mis postres preferidos, y como tu dices, es bastante fácil de preparar. Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Delicioso, a mi marido le encanta. Ver la primera foto y tener ganas de meter la cuchara todo es una!! Un beso preciosa

    ResponderEliminar