Bizcocho de calabaza y pasas




Compré hace unos días unos trozos de calabaza que pensaba usar en una receta salada y con lo que me sobró se me antojó hacer algo dulce.

Ya había preparado anteriormente bizcochos con verduras (remolacha, calabacín, zanahoria), pero nunca con calabaza. Y el resultado es simplemente estupendo. No sabe a calabaza, si os preocupa eso, solo le da una jugosidad especial y un color bonito. Así que si no decís de qué está hecho y vencéis los prejuicios de muchos, este bizcocho les sorprenderá.



INGREDIENTES:

300 gr de puré de calabaza
4 huevos
1 yogur natural
100 gr de aceite de oliva suave
250 gr de harina
1 sobre de levadura
1 cucharadita de canela
175 gr de azúcar
30 gr de pasas sin hueso (previamente hidratadas en algún liquido: zumo, licor, agua…)
30 gr de almendra crocanti
Azúcar glass para espolvorear

PREPARACIÓN:

Ponemos la calabaza en trozos en un cazo con agua y llevamos a ebullición durante unos diez minutos o hasta que al pincharla, la notemos tierna.
La ponemos sobre un colador y aplastamos con un tenedor para que suelte liquido. Reservamos.
Blanqueamos los huevos con el azúcar durante dos minutos a velocidad 4. Añadimos el yogur y el aceite y mezclamos 20 segundos a velocidad 4.
Incorporamos el puré de calabaza y batimos 30 segundos a velocidad 5.
Añadimos la harina, canela y levadura y volvemos a mezclar 30 segundos a velocidad 4. Debe quedar una masa homogénea y sin grumos.
Por último echamos las pasas escurridas y la almendra crocanti y removemos con suavidad.
Vertemos la mezcla en un molde engrasado (el mio era de silicona) y horneamos  a 170º con calor arriba y abajo y ventilador si tenéis, durante una hora. A la media hora, podemos poner un trozo de papel aluminio encima para que no se nos queme. Antes de sacarlo del horno, comprobamos con una palillo que está bien hecho.
Dejamos enfriar y espolvoreamos azúcar glass.


Ya sabéis que podéis hacer este bizcocho sin thermomix, solo seguid los pasos con una batidora eléctrica.


Cocemos la calabaza en agua hirviendo hasta que esté tierna.

La chafamos con un tenedor sobre un colador para que suelte el liquido.Reservamos.

Blanqueamos los huevos con el azúcar.

Añadimos el yogur y el aceite y mezclamos.

Incorporamos el puré de calabaza.

Y la harina, levadura y canela.Batimos todo muy bien.
  Por último agregamos las pasas y la almendra crocanti. Removemos con una espátula.

Vertemos en el molde y al horno. Yo necesité una hora, comprobad en el vuestro a partir de los 45 minutos con un palillo.

   Al desmoldar espolvoreamos con azúcar glass.


   Las pasas se van al fondo, que le vamos a hacer, pero aún asi está riquísimo.



Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





12 comentarios:

  1. Me parece ideal para tomar esta tarde de domingo junto a un café.

    ResponderEliminar
  2. Hola, tiene muy buena pinta, aunque tengo una duda, las huevos son M o L? no lo indica, y prefiero hacerlo tal como lo hiciste tú para evitar sorpresas :-)

    ResponderEliminar
  3. Hola Sandra, son huevos de tamaño M. Espero que te guste! Gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. buena receta! rebozando las pasas en harina evitas que decanten

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado súper esponjoso, las pasas con la calabaza son la combinación ideal, me encanta.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. jo menuda pintaza que tiene este super bizcocho y encima con pasas que me vuelven loca!
    besotes!

    ResponderEliminar