Tazón de brownie con helado de limón.



La verdad es que el título del post de hoy no es muy real. Tenía que salir un "tazón" pero seré sincera. no salieron como yo quería.


Mi amiga Mª Angeles me mandó  el enlace a una página extranjera donde se veía como hacían un tazón de brownie, mejor dicho, un brownie que tenía forma de tazón. 

La idea era muy original y atractiva, y allí voy yo a probarla. Sigo todos los pasos pero al final, no consigo que me queden como un tazón, como un plato si, pero no es lo mismo.

El caso es que se trataba de hacer un brownie que sirviera de soporte de un helado de limón y peor o mejor, esa función la han cumplido.



INGREDIENTES:

50 gr de avellanas.
100 gr de cacao puro sin azucar  (yo he usado Valor)
2 huevos.
70 gr de harina
90 gr de mantequilla
100 gr de azúcar.
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de canela
1 pizca de sal

PREPARACIÓN:

Trituramos las avellanas cinco segundos a velocidad 5-10. Reservamos.
 Lavamos el vaso, colocamos la mariposa y ponemos los huevos y el azúcar. Programamos 6 minutos, 37º, velocidad  3.
Incorporamos la mantequilla y el chocolate y programamos 1 minuto, 37º, velocidad 3.
Añadimos la harina, levadura, sal y canela y mezclamos 20 segundos a velocidad 3.
Agregamos  las avellanas y mezclamos 30 segundos a velocidad 3.
Quitamos la mariposa y comprobamos si la mezcla es homogénea, si no mezclamos unos segundos más.
Echamos esta masa en  los moldes hasta casi el borde,.
Horneamos en el horno precalentado a 180º, unos 15 minutos. Comprobamos si están hechos con un palillo.
En caliente, ponemos otro molde igual sobre los brownies y encima colocamos bastante peso. Se trata de "deformar" en caliente. Dejamos así hasta que estén fríos.


 SIN THERMOMIX:

Trituramos las avellanas con una picadora o con la batidora eléctrica. Reservamos.
En el vaso de la batidora ponemos los huevos y el azucar y batimos hasta que doble su tamaño. Agregamos la mantequilla blanda, el cacao y mezclamos bien hasta que esté bien integrado todo. Se añade la harina, levadura, canela y sal y volvemos a mezclar. Por ultimo incorporamos las avellanas y mezclamos con una espátula.
Seguimos como se indica más arriba.



Vamos a blanquear el azucar con los huevos.

Añadimos el cacao y la mantequilla.

Añadimos la harina, levadura, sal y canela y mezclamos todo bien. Por ultimo las avellanas.

Vertemos la mezcla en un molde de silicona o metálico. Conviene que sea un molde del cual podáis tener otro igual. Ahora veréis por qué. Horneamos, unos 15 o 20 minutos

 Y una vez hecho, y en caliente (esto es importante) colocamos otro molde igual que encaje bien en el molde de los brownies.

Y colocamos encima todo el peso posible. Lo dejamos así un par de horas, hasta que se enfríen.

¿Veis? No acabaron de quedarse bien, Creo que hubiera sido mejor  hacerlos en unos moldes de metal.


    De todas maneras, tal y como os dije antes, han cumplido su misión que era la de "sostener"el helado.



    El helado cremoso de limón y el brownie forman un contraste divino, y mirándolo bien, no han quedado tan mal después de todo.

    No te olvides pasar por mi página de facebook y compartir mis recetas si te gustan,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada