Nueces fritas.


Esta es una manera de caramelizar las nueces hasta dejarlas como las que sirven en los restaurantes chinos. Es una bomba de calorías, pero están exquisitas y sirven de acompañamiento a los helados como la foto que yo os enseño.


Son muy fáciles de preparar y se guardan y conservan muy bien en un tarro de cristal, si es que sobran...

INGREDIENTES:

100 gr de nueces peladas.
100 gr de agua.
100 gr de azúcar.
aceite de girasol para freír.

PREPARACIÓN:


En un cazo ponemos el agua y el azúcar a hervir. Cuando haya hervido añadimos las nueces peladas y dejamos que vuelva a hervir unos minutos.
Sacamos con cuidado las nueces con una espumadera y las colocamos sobre un papel vegetal. Dejamos que se enfríen y las separamos con las manos, Estarán algo descoloridas y pringosas. es normal.
Ponemos el aceite a calentar sin que llegue a humear y freimos las nueces unos minutos  hasta que las veamos con un color dorado oscuro. Las escurrimos con una espumadera y las volvemos a dejar enfriar sobre un papel vegetal para que no se nos peguen.
Una vez frías las separamos o rompemos con las manos y ya las tenemos listas para consumir. Debemos guardarlas en un bote de cristal con cierre de rosca para que aguanten más.



Vamos a preparar una especie de almíbar con el agua y el azúcar. Cuando hierva echamos las nueces y las tenemos unos minutos.


Las sacamos con una espumadera y las ponemos sobre papel vegetal para que no se nos pegue. Salen descoloridas y feas, no os preocupeis luego mejoran.




Calentamos el aceite sin que llegue a humear y freímos las nueces hasta que las veamos doradas.

Y las volvemos a poner sobre papel vegetal, Dejamos que enfríen y las separamos con las manos. Las guardamos en un tarro.


    Y ya está. Son totalmente adictivas, os lo aseguro. Yo las uso para decorar helados, bizcochos. Están de muerte.

Comparte mis recetas en facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada