Cous cous gratinado.


Esta es una receta de la dieta Entulínea. Ya sabéis, me las pasa mi hermana y las que me resultan atractivas, las `reparo. Y esta receta lo es, porque no parece para nada de dieta. Además es muy sana, muy nutritiva y muy rica, que hay decirlo todo.

Bizcosandwich.


Como  es internet. Aparece algo medianamente original, y allá que nos lanzamos todos a imitarlo: selfies, coreografías (anda que no se han hecho bailes de Happy...). 

 En el mundo de la cocina pasa lo mismo. A alguien se le ocurrió preparar bizcochos en una sandwichera y de pronto las páginas y grupos de cocina se llenan de los que se ha quedado en llamar Bizcosandwich.

Yo lo he visto en los grupos de cocina en los que participo y en el blog Hogardiez, y la verdad es que no sé quién fue la primera persona que los hizo, pero hay que reconocerle el mérito porque estos bizcochitos se hacen en un momento, son originales, ricos y cunden un montón.

La receta es la clásica del bizcocho 1,2,3, pero cualquier bizcocho tradicional sirve. 
Aquí os dejo mi paso a paso.

INGREDIENTES:

1 yogur natural.
3 huevos.
½ medida del yogur de aceite de girasol.
120 gr  de azúcar.
3 medidas de harina.
1 sobre de levadura.
Piel de medio limón.
5 pastillas de chocolate.

PREPARACIÓN:

Ponemos en el vaso el azúcar con la piel del limón y pulverizamos 15 segundos a velocidad 7-10.
Agregamos los huevos y el yogur y batimos 30 segundos a velocidad 4.
Añadimos  el aceite y volvemos a batir 30 segundos  a velocidad 3.
Por último añadimos la harina y la levadura y mezclamos 45 segundos a velocidad 4.
Vertemos una cucharada de mezcla en cada hueco de la sandwichera, ponemos media pastillita de chocolate en el centro y cerramos.
Lo tenemos cerrado unos cinco minutos y a partir de ahí vamos abriendo hasta que veamos que están dorados. No pasa nada si sea abre varias veces.


Ya sabéis que también se pueden preparar sin thermomix. En este caso batimos todos los ingredientes con una batidora hasta conseguir una crema homogénea.



Lo primero que he hecho`para darle sabor al azúcar es que  la he triturado con la piel del limón. Si no queréis, podemos usar azúcar vainillado o esencias de sabores o canela...


A continuación añadimos los huevos y el yogur y batimos.

Ahora el aceite. Volvemos a batir.

Por último la harina y el sobre de levadura.

Vertemos la mezcla en un bol para poder cogerla mejor con una cuchara. Esta mezcla se puede preparar con antelación y hacer los bizcosandwich en el momento en que queramos.


Tendremos preparado un recipiente con aceite y una brocha y las pastillas de chocolate partidas por la mitad, que si no, serían muy grandes.


Aceitamos con la brocha los huecos y ponemos una cucharada colmada en la máquina, que cubra el hueco. Cada vez que echemos la mezcla, antes la pintamos con aceite. Ponemos la media pastilla de chocolate y cerramos. Se me olvidaba decir que la sandwichera debe estar ya caliente.


A los cinco minutos ya habían engordado un poco. A mi me tardaron diez  o doce minutos. Lo bueno es que puedes abrir la máquina las veces que quieras hasta que veas los bizcochos dorados, entonces los sacamos con cuidado.



    Y aquí están, dorados y tiernos.


   No salen muy gordos porque la sandwichera no les permite crecer, pero están jugosos.


    El  corte, para que veáis como quedan por dentro.

    Visita mi página de facebook y hazte fan.

Flan de calabaza y chocolate.


 Cuando vi esta receta en la página de Canecositas, de inmediato me llamó la atención. La combinación de calabaza y chocolate es realmente rica y para los tiquismiquis, les diré que la calabaza no da ningún sabor especial, solo un intenso y precioso color.

Ella la llama tarta, pero en realidad es una textura más de flan, suave y denso, pero muy rico. El corte de su tarta es estupendo, el mío no tanto, porque me ha fallado la cobertura de chocolate (no sé porqué) y se ha endurecido. Aún así sale un postre estupendo, para preparar con antelación y muy propio del otoño.

He variado las cantidades de azúcar de la receta original, he puesto menos, y os aseguro que sale bien de dulzor.


INGREDIENTES:

750 gr de calabaza (al cocerla usaremos unos 500 gr de puré)
5 huevos.
1 brick de nata para montar (200 gr)
225 gr de azúcar.

COBERTURA:

150 gr de chocolate para postres.
1 cucharada sopera de mantequilla.
Para adornar: fideos de colores.

PREPARACIÓN:

Primero debemos cortar la calabaza en dados y la hervimos en agua durante unos diez minutos, hasta que al pincharla la notemos tierna.
Escurrimos el agua y ponemos toda la calabaza hervida en un colador grande, sobre un bol para que se vaya enfriando y suelte todo el liquido.
Blanqueamos los huevos con el azúcar. Lo ponemos en el vaso de la thermomix y batimos 2 minutos a velocidad 2 ½.
Agregamos la nata y la calabaza escurrida y trituramos 1 minuto a velocidad 4.
Podemos hacer este proceso con una batidora normal.
Vertemos esta mezcla en un molde engrasado o forrado con papel vegetal, y horneamos 30 minutos a 220º. Al acabar pinchamos con un palillo y si sale limpia ya está lista. Dejamos que se enfríe bien antes de echar la cobertura.
Derretimos al microondas el chocolate con la mantequilla unos 20 segundos y removemos. Si es necesario ponemos unos segundos más.
Echamos la cobertura de chocolate sobre la tarta flan y con cuidado la extendemos antes de que el chocolate se enfrie.
Adornamos con fideos de colores por el borde y dejamos en la nevera unas horas antes de servir.


Lo primero es cocer la calabaza. Yo la corté a dados y tardó unos diez minutos.

Una vez cocida la dejamos sobre un colador encima de un bol, para que suelte todo el agua. De vez en cuando la aplastáis con un tenedor para ayudar.


Vamos a blanquear los huevos con el azúcar. Lo batimos un par de minutos.

Y le agregamos la calabaza escurrida y la nata. Volvemos a batir. Yo lo he hecho con la thermomix, pero se puede hacer con una batidora.

Vertemos esta mezcla sobre un molde engrasado. Yo he preferido forrar la base de un molde desmoldable con papel de horno. Me gusta más así. Lo vamos a hornear treinta minutos. En la receta original se hornea cambiando varias veces la temperatura. Yo no lo he hecho.

Cuando el flan esté hecho y frío, preparamos la cobertura, derritiendo el chocolate con la mantequilla en el micro.

 Ya está derretido, aquí ya observé que la cobertura era muy espesa.

Extendemos con una espátula y con cuidado el chocolate sobre el flan frío.

Y si queremos adornamos con fideos de colores.


   Mirad la textura, es mitad tarta, mitad flan. Muy bien cuajado eso sí.


    Que pena que la cobertura no me haya salido más blanda, Pero se come igual de bien con esta.

   Hazte fan de mi página de facebook y verás más recetas.

Batido de naranja y aguacate.


   Aunque ya ha entrado el otoño, en Málaga sigue haciendo mucho calor. De hecho hará mucho calor durante semanas, ya que aquí realmente no hace frío hasta bien entrado el otoño. Por eso, aún es normal que comamos platos frescos y bebidas frías.

En esta ocasión, me he sumado a la moda de los smothies, esos batidos fríos de frutas o verduras que llevan algo de lácteo o hielo. Aproveché un aguacate que andaba perdido en la nevera y una naranja. Unos cubitos de hielo, algo de azúcar y nada más. Una bebida nutritiva, cargada de vitaminas y deliciosa.


INGREDIENTES:

PARA DOS VASOS:

1 naranja pelada y sin nada de blanco.
1 aguacate pequeño.
80 gr de azúcar.
4 o 5 cubitos de hielo industrial.

PREPARACIÓN:

Pelamos la naranja y la troceamos. La echamos en el vaso con el azúcar y lo trituramos todo, 20 segundos a velocidad 5-10.
Añadimos el aguacate pelado y los cubitos de hielo, previamente enjuagados. Trituramos 30 segundos a velocidad progresiva 5-10.
Bajamos los restos del vaso hacia abajo y servimos inmediatamente.


Ponemos la naranja pelada sin nada de blanco y el azúcar y lo trituramos todo. Nos quedará como una crema.

Añadimos el aguacate y los cubitos de hielo enjuagados y trituramos durante 30 segundos hasta que el hielo se deshaga.


¡Y listo! Un batido cremoso, denso, con la dulzura justa y muy saludable.

Milhojas de jamón y pistachos.


Hoy toca receta salada. Una milhojas de jamón y pistachos buenísima que nos puede servir como entrante o aperitivo, incluso me parece una apuesta muy buena para celebraciones especiales como Navidad.

Encontré esta receta en una revista y la foto daba idea de lo buena que debía estar. Ahora que la he preparado y degustado puedo dar fe de que está buenísima.

La mezcla de los pistachos y las pasas, la cremosidad del queso... me encanta! el relleno nos puede servir como paté para untar.


INGREDIENTES: Para cuatro personas

PARA LA MILHOJAS:

5 lonchas gruesas de jamón cocido.
30 gr de jamón cocido en taquitos.
50 gr de pistachos pelados.
35 gr de pasas sin huesos.
150 gr de queso de untar.
Unas ramitas de cebollino.
1 cucharadita de mostaza.
1 cucharadita de zumo de limón.
Pimienta al gusto.

PARA LA SALSA:

6 cucharadas de nata de montar (de 33%)
3 cucharadas de kétchup.
1 cucharada de zumo de limón.
Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:
 Reservamos dos o tres pistachos para decorar.
En el vaso de la thermomix ponemos el queso, el cebollino, el jamón a daditos, los pistachos, la mostaza, el limón y la pimienta y trituramos 15 segundos a velocidad 7-10. Bajamos los restos hacia las cuchillas y volvemos a triturar si vemos que no está bien.
Añadimos las pasas y trituramos 5 segundos a velocidad 8. Deben quedar trozos enteros.
Ponemos una hoja grande de papel de aluminio sobre la encimera y colocamos una de las lonchas de jamón, untamos con la pasta obtenida anteriormente y ponemos otra loncha encima. Hacemos esto hasta acabar con el jamón. Debe quedar una loncha encima del todo.
Liamos con cuidado en papel aluminio y metemos en la nevera un rato o hasta la hora de servir.
Preparamos la salsa poniendo todos los ingredientes en un bol y batiendo bien hasta obtener una crema espesa. Reservamos.

Servimos con un poco de salsa por encima y con los pistachos reservados que habremos picado con un cuchillo.



Echamos los pistachos, el jamón a daditos, el queso, la mostaza, el limón, el cebollino y la pimienta y lo trituramos todo. Nos va a quedar una pasta espesa. Si es necesario bajamos los restos de las paredes y trituramos de nuevo, hasta que tenga la consistencia adecuada.


Veis, es una pasta muy espesa. Creo que la usaré como paté en alguna ocasión, está muy buena.

Ahora echamos las pasas y las trituramos un poco. No mucho.

Ya está el relleno listo.

Sobre la encimera, ponemos una hoja grande de papel aluminio y colocamos la primera loncha de jamón.

Le ponemos una buena cantidad del relleno.

Y hacemos lo mismo hasta acabar el jamón que debe quedar arriba del todo.

Lo liamos bien y lo dejamos en la nevera hasta el momento de servir.

Preparamos la salsita, Nata, ketchup, limón y pimienta. A batir.


Es una especie de salsa rosa. Si no queréis usar nata, podéis poner queso fresco batido 0%, Será mas light.


   Y la servimos con un poquito de salsa y pistachos picaditos.


   Mirad que corte, parece una tarta.

    Un trocito para probar, os va a gustar.

     Si te gustó esta receta, haz click en "me gusta" de mi página de facebook.

Brioche estrella de nutella.


    De nuevo sábado, de nuevo comida familiar y esta vez, de nuevo, un cumple, el de mi hermana Estrella.

 Lo tenía fácil, le había echado el ojo a esta receta del blog tomillo y laurel, que es precisamente un brioche estrella. 

Ni lo pensé, tenía los ingredientes así que esta mañana tempranito me puse a ello, porque al ser una masa de bollería, ya sabéis que necesita su tiempo de levado. Y aquí lo tenéis, un brioche delicioso con una forma preciosa, que requiere cierta maña, pero que no es nada difícil.

Yo he adaptado la receta original a la thermomix pero he hecho la mitad de las cantidades y con eso y todo me ha dado para otros pasteles, que ya os enseñaré otro día.


INGREDIENTES:

2 huevos.
65 gr de azúcar.
50 ml de leche,
½ yogur natural,
100 ml de zumo de naranja.
30 gr de mantequilla derretida.
1 cucharada de miel.
½ cubito de levadura fresca.
210 gr de harina de trigo.
210 gr de harina de fuerza.
1 pizca de sal

PREPARACIÓN:

Entibiar la leche en la thermomix 1 minuto, 37º, velocidad 1.
Añadir la levadura desmenuzada y mezclar 10 segundos a velocidad 3.
Agregar el yogur, el azúcar, los huevos, y mezclar 20 segundos a velocidad 3.
Añadir la mantequilla y el zumo volver a batir 20 segundos  velocidad 3.
Echar las dos clases de harina y la sal y mezclar primero 20 segundos a velocidad 4 y luego programar 3 minutos a velocidad espiga.
Dejar reposar en un bol aceitado hasta que doble su tamaño.
Cuando haya crecido sacar hacer tres partes iguales.
Amasar con el rodillo y dar forma redonda, cortar al tamaño de la base del molde donde lo vamos a hornear.
Poner un primer círculo y cubrir de nutella, tapar con otro circulo y volver a cubrir de nutella. Poner la última tapa, cerrando un poquito los bordes,
Marcamos ligeramente el centro con un vaso pequeño o un cortapasta y hacemos dieciséis cortes alrededor sin llegar al centro.
Cogemos las porciones de dos en dos y las giramos de dentro hacia  afuera. Hacemos esto dos veces con cada porción.
Remetemos hacia abajo las puntas finales para que quede bien sellado.
Colocamos el aro del molde donde lo tenemos y dejamos reposar una hora.

Pintamos suavemente con huevo batido y horneamos a 170º unos 20 minutos. Si vemos que se nos dora demasiado, le ponemos por encima un papel de aluminio,



Calentamos un poco la leche.

Y mezclamos en ella la levadura.

Añadimos los huevos, el azúcar y el yogur.


Ahora la mantequilla derretida y el zumo de naranja.

Y por último las harinas y la sal. Primero lo mezclamos un poco y luego lo amasamos unos minutos.


Tenemos la masa hecha.

La sacamos a un bol aceitado y la dejamos reposar un par de horas.

Ya creció bastante.

La ponemos en la encimera enharinada, hacemos tres partes y estiraos hasta conseguir que tenga el tamaño del fondo de un molde desmoldable. Con este plato conseguí tener el tamaño justo de un molde de 23 cm. 

Con un cuchillo cortamos lo que sobra.

Y lo ponemos sobre el fondo de nuestro molde al que le habremos puesto un papel vegetal. Cubrimos esta primera capa con nutella o nocilla.

Volvemos a estirar otra porción de masa y a dar la forma de nuestro molde. Colocamos encima de la primera capa. Volvemos a untar de crema de cacao y ponemos una última capa. En total tres. Pellizcamos los filos para cerrar bien.


Ahora viene la parte más entretenida. Con un vaso pequeño, marcamos el centro, sin romper.

Y a partir de esa marca, dividimos en cuatro partes iguales.

Y cada una de ellas en cuatro. En total tendremos 16 porciones. Sed más cuidadosos que yo, que me salió cada porción de un tamaño distinto. 


Ahora cogemos de dos en dos y a la vez y giramos hacia afuera, lo hacemos dos veces con cada una.

Remetemos ligeramente los bordes hacia dentro para dejar sellado y ya tenemos nuestra estrella.

Ponemos el aro al molde y lo dejamos crecer una hora.

Cuando haya crecido, lo pintamos con huevo batido y lo horneamos  a 170º unos 15 minutos. Cuidado que se dora muy pronto. Una vez dorado ya estará listo

    Una vez horneado, la nutella, muy graciosa ella, se ha expandido deformando ligeramente la forma de estrella tan bonita que me había salido.


   De todas maneras, yo lo sigo viendo bonito, y vosotros?


   Está tan rico y tan tierno...


   Es jugoso y esponjoso. Hay una versión rápida con hojaldre industrial, que seguro que está muy bueno, pero si tenéis tiempo esta versión es mejor.

     Sigue mis recetas en mi página de facebook.