Varitas de rosada y gambas.



La primera vez que preparé estas varitas de pescado, las hice siguiendo la receta de los nugget de pollo. Todo en crudo, y no nos gustó nada.

 Ahora he querido prepararlas de nuevo pero he cocinado previamente el pescado y le he añadido unas gambitas. 


El resultado: espectacular. Buenísimas y suaves, además las he querido hacer también al horno, y aunque el rebozado queda menos fino, también están muy ricas así, y más ligeras.

INGREDIENTES:

100 gr de colines o piquitos.
1 diente de ajo.
Unas hojitas de perejil picado.
¼ de cebolla.
30 ml de aceite.
230 gr de rosada limpia sin piel ni espinas.
8 o 10 gambitas crudas (pequeñas)
40 gr de pan (de barra, o molde)
60 gr de queso (philadelphia, quesitos, rallado..)
sal y pimienta.
2 huevos para rebozar.

PREPARACIÓN:

Primero trituramos los colines 5 segundos a velocidad 8. Comprobamos que haya quedado bien molido y reservamos.
Ponemos el ajo y la cebolla en el vaso y lo picamos 5 segundos a velocidad 6.
Añadimos el aceite y sofreímos 4 minutos, 100º, velocidad 2.
Añadimos la rosada en trozos y programamos 5 minutos a 100º, velocidad 2. cuando falten dos minutos para acabar agregamos las gambitas peladas y dejamos que la maquina acabe.
Añadimos el perejil, el  pan, el queso y la sal y la pimienta al gusto. Trituramos 10 segundos a velocidad 8. Vertemos la mezcla en un bol y dejamos enfriar una hora.
Cogemos porciones con una cuchara y pasamos por el pan rallado, el huevo batid y otra vez pan rallado. Freímos en freidora o en sartén en abundante aceite caliente.
También los podemos cocinar en el horno, a 225º, unos 15 minutos, o hasta que veamos que se ha dorado.



Vamos a triturar los piquitos para hacer pan rallado, así quedan un pelín más crujientes.

Reservamos el pan rallado.

Ponemos el ajo y la cebolla y los picamos.

Añadimos el aceite y lo sofreímos.

Cuando tengamos la cebolla pochada agregamos la rosada en trozos. Aseguraros que no tiene espinas. Yo he usado rosada congelada. la cocinamos cinco minutos.



Cuando falten dos minutos para acabar, añadimos las gambitas. Estas también son congeladas. Dejamos que se acabe de cocinar.

Una vez listo el pescado, añadimos el perejil picadito.


Y el pan, el queso y la sal y la pimienta. Lo trituramos todo, hasta que nos quede una masa espesa.

Dejamos la masa enfriar en un tupper. 


Sacamos porciones con una cuchara y las pasamos por el huevo batido.

Y luego por el pan rallado. Quedan mejor si se pasan primero por pan, huevo y otra vez pan.

Damos forma alargada, o de bolas, como os guste más. Con estas cantidades me han salido 24 varitas.

He probado a hornear unas cuantas, a ver como quedaban. El resto las freímos en abundante aceite caliente. 


    Y aquí las tenéis. Deliciosas, suaves y con un rebozado crujiente, crujiente. Estas son las fritas.



    Con una ensalada y un alioli, ¡que buen aperitivo!


    Fijaros por dentro, una masa suave y muy rica, con saborcito a marisco.


    Y estas son las horneadas, el rebozado es mas basto, menos fino, pero quedan también muy bien,  Es una opción más ligera.

    Si te gustó esta receta, comparte desde mi página de facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada