Torta de chocolate y almendra.


 Esta receta debería llamarse en realidad cookies de chocolate y almendra.

 La encontré en la página de nestlé, pero me han salido tan grandes que las he rebautizado como tortas, porque tienen un tamaño grande. 


Si se hacen más pequeñas, yo las hice así después, pues las llamamos cookies. Estas desde luego son tortas, pero muy ricas, algo crujientes y densas y con un increíble sabor a chocolate.



INGREDIENTES:

150 gr de chocolate con leche.
1 huevo.
100 gr de mantequilla.
100 gr de harina.
75 gr de azúcar.
50 gr de almendra molida.
un puñado de almendras crudas peladas.

PREPARACIÓN:

Primero trituramos el chocolate, 5 segundos a velocidad 7.
Añadimos la mantequilla y lo derretimos todo 2 minutos y medio a 37º y velocidad 2.
Agregamos el huevo, el azúcar, la harina y la almendra molida y mezclamos todo muy bien 30 segundos a velocidad 4.
Cogemos una cucharada de la masa que es muy densa, y la colocamos sobre una bandeja forrada con papel vegetal. Damos forma redonda y colocamos una almendra en el medio (podemos poner pepitas de chocolate si nos gusta más).
Vamos haciendo lo mismo con toda la masa, dejando espacio entre cada torta. Tened preparadas varias bandejas porque salen muchas, unas 15. 
Horneamos a 170º unos 15 minutos. hay que sacarlas algo blandas, se endurecen después al enfriar.
Dejarlas enfriar en una rejilla.

SIN THERMOMIX:

Colocamos el chocolate y la mantequilla en un recipiente apto para el microondas y calentamos a intervalos de 30 segundos hasta que el chocolate esté fundido.
Dejamos que se temple un poco antes de agregar la almendra molida, el huevo, azúcar y harina, batimos bien con la batidora eléctrica hasta conseguir una masa homogénea y densa. A partir de aquí seguimos como se indica más arriba. 


Trituramos el chocolate.


Le añadimos la mantequilla y lo derretimos todo.

Agregamos el resto de los ingredientes (azúcar, harina y almendra molida) y mezclamos.

Vamos colocando cucharadas gruesas (no las hagáis muy finas) en una bandeja y le ponemos una almendra cruda encima. Horneamos unos 15 minutos. Vigilando que no se quemen, deben quedar blandas pero firmes y con el color menos intenso.

Las dejamos enfriar en la rejilla.

   ¿Veis que grandes? Si las hacéis más pequeñas, dejadlas menos tiempo de horno.


    Saben mucho a chocolate, algo crujientes por fuera y tiernas por dentro.


    Aquí podeis ver el grosor, son como de un centímetro. 

   Y estas, más pequeñas, más finas y sin almendra. Más cookies que tortas, pero igual de buenas.

    Visita mi página de facebook y hazte fan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada