Suizos.


Hoy ha amanecido muy lluvioso en Málaga. Desde bien temprano cae una lluvia persistente, a veces más fuerte de lo habitual, lo que invita a quedarse en casa tranquilita.

Como han bajado bastante las temperaturas, con respecto a días anteriores, no da ninguna pereza ponerse a hornear. Aunque a mí no me da pereza hornear nunca, me da más pereza hacer otras cosas, como limpiar los cristales, por ejemplo.


Así que rebuscando en mis libros y revistas de cocina, han aparecido estos suizos, del libro "Pan y bollería" de thermomix, y me he acordado de mi vecina Mª Angeles y su familia, a los que les encanta la bollería en general. 

Y ahí estamos, preparando unos suizos para la merienda.

He hecho la mitad de la receta original y me han salido 8 suizos de buen tamaño. Así que si dobláis cantidades tendréis suizos para un regimiento.


INGREDIENTES: (para unos 8 o 9 suizos)

85 gr. de leche

45 gr. de azúcar

60 gr. de mantequilla

 20 gr. de levadura prensada fresca de panadería

 2  huevos.

 275  gr. de harina de fuerza

 1/2 cucharadita de sal

* Para decorar:

   1 huevo batido

   50 gr. de azúcar

PREPARACIÓN:

En el vaso, ponemos la leche, el azúcar y la mantequilla. Programamos 2 minutos, temperatura 37º y velocidad 2.
Añadimos la levadura y los huevos. Mezclamos durante 5 segundos, a velocidad 4.
Incorporamos la harina y mezclamos durante 15 segundos, a velocidad 6.
 Programamos 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.
Dejamos reposar la masa dentro del vaso hasta que doble su volumen más o menos  1 hora.
Enharinamos la superficie donde vayamos a trabajar y echamos encima la masa. Con las manos enharinadas damos forma cilíndrica a la masa,  que es muy blanda y pegajosa y la harina nos ayudará a manejarla
Con una espátula o cuchillo partimos porciones y les damos forma ovalada. Las colocamos en un bandeja de horno sobre la que habremos puesto papel vegetal y las aplastamos ligeramente con la mano (tienen que estar bastante separadas porque doblan su volumen).
Dejamos que reposen en un lugar templado, y  una vez hayan doblado su volumen (una hora), con un cuchillo hacemos un corte superficial a lo largo, pintamos con huevo y decoramos con azúcar humedecida con un poco de agua.
Horneamos los suizos durante 7-8 minutos, a 250º. En cuanto veamos que están dorados, los sacamos del horno.


Ponemos la leche, el azúcar y la mantequilla a calentar.

Desmenuzamos la levadura y la añadimos junto con los huevos.

Agregamos la harina y la sal. Lo mezclamos todo primero y luego amasamos.

Dejamos la masa en el vaso una hora. tapada, para que crezca.

Ya ha crecido, la sacamos a la encimera.


Como es una masa muuuuy pegajosa, hay que ayudarse de harina en la encimera, en las manos, en la espátula...


Vamos cortando porciones mas o menos iguales y colocándolas en una fuente de horno forrada con papel vegetal.

Ponemos los suizos separados que luego van a crecer. Es una masa tan mala para trabajar que es difícil dar forma a los bollos. Pero con paciencia lo conseguiremos. Dejamos que crezcan una hora, en un lugar cálido. Yo los meto en el horno apagado.


Una vez que han doblado su tamaño, les hacemos un corte a lo largo, suavemente. Pintamos con huevo batido y espolvoreamos azúcar remojada en unas gotas de agua, formando pegotes. Los horneamos a 250º unos 7 minutos. En cuanto los veáis dorados los sacamos.


    Se me doraron un pelín de más, pero siguen estando buenísimos.


    Son unos bollos no muy dulces, pero se pueden rellenar una vez fríos de lo que queramos (nutella, mermelada..) aunque a mí recién salidos del horno me encantan.


    Son muy esponjosos, con una miga suave. ¡Deliciosos!


    Este cayó en la sesión fotográfica...

    Únete a mi página de facebook haciendo click en "me gusta"

2 comentarios:

  1. Son buenísimos, yo les pongo una cucharadita de agua de azahar y su sabor es impresionante.
    Feliz domingo
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena idea Ana Blanca!! Me la apunto. gracias por pasarte!!

      Eliminar