Briwats de pollo.


     Ahora que se me ha pasado un poco la fiebre de halloween, empiezo a buscar recetas dulces y saladas para las fiestas de Navidad. Algunos de los días de fiesta, tocará comer en mi casa y me gusta hacer más bien, cosas de picar, pequeños entrantes que un plato principal.

Es por eso, que curioseando encontré esta receta en e blog Mi cocinita de juguete, aunque he variado un poco (bastante) las cantidades y los ingredientes. He adaptado la receta a la thermomix, pero si queréis hacerla de forma tradicional, podéis ver como se hace en el enlace que os he puesto más arriba.


Yo no soy mucho de comidas de contrastes, la mezcla de dulce en un plato salado nunca me ha llamado la atención, pero al probar estos briwats, plato típico marroquí, con cierto parecido a la pastela moruna, tendré que cambiar de opinión porque está rico, rico. 

El crujiente de la masa brick, el relleno de pollo, frutos secos y especias, y el contraste de azúcar glass y canela por encima hacen de este bocado una auténtica delicia.

No es difícil de preparar. El relleno se puede hacer con antelación, lo más entretenido es el formado de los triángulos, pero se pueden preparar un poco antes y dejar listos para hornear.



INGREDIENTES.

150 gr de pechuga de pollo.
30 gr de almendra cruda.
30 gr. de piñones.
30 gr de pasas sin hueso.
1 huevo.
100 ml de agua.
90 gr de azúcar morena.
½ cebolla.
1 cucharadita de canela molida.
1 cucharadita de cominos molidos.
30 ml de aceite de oliva.
½ cucharadita de sal.
½ cucharadita de colorante alimentario o azafrán.
1 cucharadita de perejil picado.
1 paquete de masa brick
Aceite para pincelar.
Azúcar glass y canela molida para espolvorear.

PREPARACIÓN:

Primero freímos las almendras en un poquito de aceite y las dejamos enfriar un poco. Cuando estén frías las picamos 3 segundos a velocidad 6. Reservamos.
Ponemos las pechugas troceadas en el vaso y trituramos 5 segundos a velocidad 6. Reservamos.
Echamos la cebolla y la picamos tres segundos a velocidad 4. agregamos el aceite y pochamos  7 minutos, varoma, velocidad 1.
Incorporamos el pollo, las almendras,el agua, la canela, el comino y  el perejil. Programamos 15 minutos, 100º, velocidad cuchara y giro a la izquierda.
Añadimos las pasas, los piñones, el azúcar moreno, el colorante.  Programamos 3 minutos, 100 º, velocidad 2 y giro a la izquierda. Al pasar un minuto, paramos la máquina y echamos el huevo batido. Dejamos que acabe de trabajar la máquina.
 Dejamos esta mezcla reposar un par de horas.
Sacamos las hojas de masa brick y partimos una por la mitad. Le quitamos las tiras de los extremos que son redondas y nos quedarán dos tiras anchas rectangulares.
Colocamos una cucharada de relleno en un extremo y vamos dando vueltas sobre si mismo, dando forma de triángulo, hasta llegar al final. Pintamos con aceite y hacemos lo mismo con las demás hojas de masa brick hasta acabar el relleno. Con estas cantidades salen unos 18 briwats.
Horneamos a 200º unos 15 minutos, hasta que los veamos dorados. Al sacarlos del horno, espolvoreamos azúcar glass con un colador y una pizca de canela.



Freímos un par de minutos las almendras.

Dejamos que se enfríen un poco y las picamos. Dejamos reservadas.

Ponemos la pechuga de pollo en el vaso.

Y las trituramos. Reservamos también.

Picamos la  media cebolla y la sofreímos.

Añadimos el pollo, las almendras, la canela, el agua, el comino y el perejil. Lo guisamos.

Ahora incorporamos los piñones, las pasas, el azúcar moreno y el colorante. Programamos tres minutos.


Cuando pase un minuto, añadimos el huevo batido y dejamos terminar.


Dejamos enfriar y reposar la mezcla del relleno un par de horas.


Ahora vamos a formar los triángulos. A ver si con las fotos os enteráis bien. Cortamos la hoja de masa brick por la mitad, y cada mitad en una tira larga y ancha. Le quitamos los bordes, que son redondos.


Con algo de maña, giramos  la esquina de la hoja brick sobre el relleno.


Y volvemos a girar, siempre con cuidado para que no se salga el relleno.Vamos haciendo estos giros, hasta llegar al final de la hoja brick. 


Y pintamos con aceite de oliva (también lo podemos pintar con mantequilla derretida). 

Colocamos todos los briwats en una bandeja de horno y horneamos unos 15 minutos a 200º. Cuando los veamos dorados los sacamos,

Al sacarlos, espolvoreamos con azúcar glass a través de un colador.

Y una pizca de canela.

    Un entrante buenísimo. Y muy elegante para presentarlos en una comida especial.


 Se comen muy bien, son ligeros al estar horneados y  con la masa tan crujiente están exquisitos.


    Para acompañarlos, los he comido con una ensalada.


    El relleno está muy rico. Se podría hacer en plan grande como la pastela, porque aunque no es el mismo relleno, quedaría muy bien.


    ¿Os apetece?

    Hazte fan de mi página de facebook.

2 comentarios:

  1. Te doy la enhorabuena por este plato. Lo he hecho un par de veces y cada vez está más bueno. Te sigo por Facebook y estoy expectante cada vez que publicas una receta.
    Te felicito por tu trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cris!!! Me alegro de que te guste!! Un beso

      Eliminar