Panecillos de cebolla crujiente.



 Hora y media es lo que se tarda en preparar  estos panecillos, Poco tiempo de preparación y un levado corto, para saborear unos deliciosos panecillos a los que he añadido cebolla frita crujiente, de las que venden en los supermercados.

La receta es la misma que la de los bollitos de jamon y queso, pero sin suero, solo con agua. Cuatro  ingredientes y parece mentira que salga una cosa tan rica.


Ahí os dejo la receta.


INGREDIENTES:

50 gr de cebolla frita crujiente.
260 gr de agua
1 cubito de levadura fresca.
½ cucharadita de sal
400 gr de harina de fuerza

PREPARACIÓN:

Poner en el vaso  el agua y la levadura y mezclar 10 segundos a velocidad 3.
Echar la harina y la sal y amasar 2 minutos a velocidad espiga.
Añadir  la cebolla y volver a  amasar 25 segundos a velocidad espiga.
Dejar reposar la masa dentro del vaso unos 15 minutos.
Sacar la masa y sobre un papel de horno y cortar porciones de más o menos el mismo tamaño. Hacer una bola y alargar ligeramente dando forma de bollitos. Otros dejarlos de forma redonda.
Ponerlos en una bandeja de horno con papel  vegetal y tapar con un paño. Dejar que crezcan una hora.
Precalentar el horno a 200º y meter los panecillos con un cuenco de agua en la base del horno para crear humedad.
A los diez minutos ya estarán casi dorados, con cuidado darles la vuelta y dejar cinco minutos más.
Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.



Agua y levadura, mezclamos.

Añadimos la harina y la sal, Amasamos dos minutos.

Ya tenemos la masa hecha.

Agregamos la cebolla frita. 

Y amasamos unos segundos. Dejamos dentro del vaso que repose, quince minutos.

La sacamos del vaso y con las manos enharinadas (está un poco pegajosa) cortamos porciones y hacemos bolas.


A unos le damos forma alargada.

Y a otros forma redonda. Los dejamos en el horno apagado que reposen una hora. 

Los horneamos diez minutos, y otros cinco le  damos la vuelta, con cuidado de no quemarnos.

  Tienen un aspecto rústico, pero están de vicio.


    Salen unos ocho o diez panecillos, más bien grandes, con el sabor dulzón de la cebolla...


    Para picar, o con una hamburguesa, total la cebolla ya está puesta. ¡Mirad que miga!

    Sigue mis recetas en mi página de facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada