Coca de vidrio.



 La coca de vidrio es una receta típica de Cataluña.Se trata de una coca muy delgada y dura, que al morderla se rompe con facilidad.

 El secreto está en hacer la masa muy fina, cuanto más delgada la hagamos, mucho mejor nos quedará. Otra característica de esta coca es su suave aroma a anís que la hace muy apetecible. Yo la he preparado con la receta de una revista de postres y la he adaptado a la thermomix.  Le he añadido almendras en láminas y en cubitos, pero se le puede poner piñones, pistachos.. al gusto.


Es una masa muy fácil de hacer y no se necesita ni siquiera un robot amasador, pero yo la he hecho con la thermomix.

INGREDIENTES:

Para la masa:

150 gr de harina.
5 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de anís.
50 ml de agua.
20 gr de azúcar.

Para adornar:

40 gr de almendras laminadas.
40 gr de almendras crocanti.
40 gr de azúcar.
2 cucharada de aceite de oliva.
50 ml. de anís.

PREPARACIÓN:

CON THERMOMIX:

Poner en el vaso todos los ingredientes de la masa y mezclar 30 segundos a velocidad 3.
A continuación, programar 2 minutos a velocidad espiga y amasar.
Sacar la masa que estará desmigada, hacer una bola y dejar en un bol tapada unos 30 minutos.
Dividir la masa en cuatro o cinco porciones iguales y estirar con un rodillo hasta dejarlas de forma ovalada y fina.
Colocarlas sobre la bandeja de horno con papel vegetal y pincelarlas con las dos cucharadas de aceite y espolvorear con azúcar.
Meter en el horno precalentado a 180º durante veinte minutos. Luego pintar por encima con el anís y colocar las almendras laminadas en unas y almendras crocantis en otras. Seguir horneando unos 15 minutos más, hasta que las veamos doradas.
Dejar enfriar sobre una rejilla.

SIN THERMOMIX:

En un bol grande poner los ingredientes de la masa y mezclar con una cuchara de madera hasta lograr una masa con cuerpo.
Amasar con las manos unos cinco minutos y formar una bola. Dejar en un bol tapada durante 30 minutos.
Seguir el procedimiento como se indica más arriba.


Ponemos en el vaso la harina, el aceite, el agua, el azúcar y el anís. Primero lo mezclamos.


Y después lo amasamos.
                                        

Hacemos una bola para unir las migas de la masa y dejamos reposar media hora tapada con un paño.

Hacemos cuatro o cinco porciones iguales.

Y la estiramos bien finita.

Nos quedarán más o menos así.

La pintamos con aceite.

Y le espolvoreamos azúcar. Las horneamos unos 15 o 20 minutos.

Ahora las sacamos y las pintamos de anís y ponemos las almendras encima. Seguimos horneando otros 15 minutos, hasta que las veamos doraditas. Dejamos que enfríen sobre una rejilla.

    Ya están, unas crujientes cocas de vidrio.


    Dulces y con un ligero sabor a anís.


   Una buena merienda que se hace en un rato.

   Hazte fan de mi página de facebook, dándole a "me gusta"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada