Bollitos de avellana con corazón de nutella.


 Como me gustan tanto las recetas de masa, en cuanto veo alguna, la guardo y espero la ocasión para hacerla. Las masas tienen una dificultad y es que necesitan mucho tiempo de reposo. 

Esta receta que vi en el blog Al calor de un bizcocho, me gustó tanto que no esperé la ocasión especial para realizarla y me dispuse a prepararla el sábado para llevarla a la comida familiar. Pero me pilló el toro, calculé mal los tiempos y no dejé que levaran todo lo que necesitaba. Resultado, unos bolitos buenísimos pero sin la esponjosidad que deberían.
Aún así, nos los comimos todos, porque comestibles eran y ricos estaban.


La autora de la receta los presenta con chips de chocolate, pero se parecían mucho a los doowaps que hice no hace mucho, así que los tunée y les puse en el centro una cucharadita de nutella y una avellana entera para potenciar el sabor de la crema. Me han gustado más así.

INGREDIENTES:

60 gr de avellanas.
60 gr. de azúcar.
300 gr de harina de fuerza.
1 huevo
1 cucharada colmada de miel.
100 gr de leche.
35 gr de aceite de girasol.
1 cucharadita de azúcar vainillado.
12 gr de levadura fresca (medio cubito).
Nutella o nocilla.

PREPARACIÓN:

Triturar las avellanas con el azúcar 10 segundos a velocidad 5-10 y reservar.
Poner en el vaso el huevo, la leche, el aceite, la miel y la levadura. Mezclar 20 segundos a velocidad 4.
Añadir la mezcla de azúcar y avellanas y volver a mezclar 15 segundos a velocidad 3.
Añadir la harina y el azúcar avainillado, mezclar 20 segundos a velocidad 5.
Amasar 2 minutos en velocidad espiga. Dejar dentro del vaso para que crezca.
Cuando la masa haya doblado su tamaño, unas dos o tres horas, sacamos desgasificamos y cortamos porciones de unos 50 gramos.
Aplastamos las porciones y ponemos en el centro una cucharadita de nutella y una avellana entera. Cerramos y damos forma de bola.
Colocamos todas las bolas sobre una bandeja de horno con papel engrasado y pintamos de huevo. Dejamos que leven de nuevo otras dos horas o hasta que los veamos crecidos.
Precalentamos el horno a 200º y volvemos a pintar de huevo. Hornear unos 15 minutos hasta que estén dorados.



Trituramos las avellanas con el azúcar y reservamos.


Ya lo tenemos triturados.


Ponemos los ingredientes líquidos y mezclamos y a esa mezcla le añadimos las avellanas y el azúcar.

Por último la harina y el azúcar vainillado.


La masa ya hecha, es lisa y brillante, La dejamos crecer en el vaso o en un bol, tapada.


Cuando haya doblado el tamaño, la sacamos y le quitamos el aire. A mi aquí me hubiera venido bien más tiempo de levado, las prisas...


Hacemos porciones de unos 50 gramos.

Las aplastamos y le ponemos la cucharadita de nutella y la avellana,


Las hacemos bolitas y las pintamos de huevo, Dejamos que crezcan otra vez y horneamos.


    Salen unos diez bollitos. Muy ricos, la masa sabe a avellanas y el centro de nutella.... Ummmm!!


    A pesar de no haber crecido bastante, estaban tan buenos que no sobró ni uno. Si lo haceis, respetad los tiempos de levado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada