Mermelada de pimientos de piquillos.


La primera vez que probé esta mermelada, puse cara de asco "mermelada de pimientos"??? La trajo mi amiga Elena a una comida de amigos y cuando la probé, pensé "que cosa más rica". Ella me dio la receta y no sé de donde la sacó, así que no pongo la fuente original por que no lo sé.

Es un acompañamiento ideal para carnes, pero con queso está de lujo.
Con la thermomix, hacerla es muy fácil, la máquina se encarga de todo, pero sin ella también podéis hacerla.


Yo no uso pimientos frescos, sino los de lata, están mas tiernos y sale mejor.


INGREDIENTES:

400 gr de pimientos del piquillo.
200 gr. de azúcar.
100 gr. de vinagre de vino tinto,
50 gr, de agua.

PREPARACIÓN:

Echar el bote de pimientos al vaso con el caldillo.
Triturar 10 seg. a velocidad progresiva 5-10
Añadir el resto de los ingredientes y programar 35 minutos, varoma, velocidad 1.
No poner el cubilete, sino el cestillo.
Si al acabar nos queda algo líquida, poner unos minutos más.


Si la lata de pimientos no tiene los 400 gramos, echad el resto de los ingredientes en proporción; al peso de los pimientos, la mitad del azúcar, y a su vez la mitad de vinagre y la mitad de agua.
En envases esterilizados al baño María, se conserva bastante tiempo, aunque cuando la probéis no vais a dejar de usarla.



Untada en unas tostas con queso crema.


Mirad que color tan intenso, es precioso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada