Galletas reno


!Que cosa más mona! Desde que vi esta receta en pequerecetas estaba pensando cuando podía hacerlas. Mañana dan las vacaciones en el cole y para despedirme de mis niños he decidido hacerlas y llevárselas.

 La receta original no lleva el palillo pero a mi me ha parecido divertido ensartar la galleta en una brocheta como si fuera un chupa chups.

 He adaptado la receta a la thermomix y he sustituido las nueces por avellanas. 
Se hacen en un pis-pas y seguro que se comen más rápido aun.

 Espero que os gusten.




INGREDIENTES:


50gr avellanas
100gr azúcar
100gr mantequilla
1 huevo
250gr harina
1 cucharadita levadura royal
1 cucharadas grande azúcar vainillado.


Decoración
Lacasitos de color rojo (o naranja, marrón..)
Lágrimas de chocolate pequeñitas (yo compré las de Lidl)
Galletas saladas en forma de corazón

PREPARACIÓN:
Con Thermomix:
Picar las avellanas 5 segundos a velocidad 5-10.
Añadir la mantequilla, el azúcar y el huevo y mezclar 10 segundos a velocidad 3.
Echar la harina, la levadura y el azúcar vainillado y amasar 1 ½ a velocidad espiga.
Sacar la masa, tiene una textura granulosa, dar forma de bola.
Estirar con un rodillo, no muy gruesa, hacer círculos con un cortapasta o un vaso y colocar en una fuente de horno con papel encerado.
Ponerle un palito de brocheta (al que previamente le hemos cortado la punta) y decorar (dos lágrimas de chocolate como ojos, un lacasito rojo de nariz y dos galletitas saladas de cuernos)
Hornear a 180º unos 10-12 minutos, hasta que empiezan a dorarse.
Dejar enfriar 10 minutos en la bandeja y luego enfriar en una rejilla.

Sin Thermomix:

Picar las avellanas con una picadora o hasta hacerlas casi polvo.
Incorporar los demás ingredientes en un bol, amasar bien, la textura de las galletas es granulosa, seguimos amasando y formar una bola.

Terminar la receta como indico arriba.

Las avellanas trituradas, para esto la thermomix es fantástica.

Mirad que polvito de avellanas queda.

Echamos el azúcar.

La mantequilla y el huevo.
 La mezcla ya hecha

 Le añadimos la harina, levadura y azúcar vainillado


.
La masa es algo harinosa, se deshace, hay que darle forma.

Hacemos una bola

La estiramos con un rodillo, no muy gruesa.

Cortamos círculos con un cortapasta o un vaso.

Ponemos en una fuente de horno con papel y le hincamos con cuidado una brocheta de las pequeñas, a la que antes le hemos cortado la punta. Y empezamos a decorar, las lágrimas de chocolate son los ojos.

Un lacasito rojo o naranja hará las veces de nariz.

Y las galletitas saladas son los cuernecitos. Listas y al horno.

Aquí enfriándose en la rejilla. Pensaba que los ojos y la nariz se iban a fundir en el horno, pero no, han aguantado bien.

!Que renos mas dulces me han salido¡

   Mis renos en mi taza de renos que me regalaron hace unos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada