Galletas craqueladas


 Estas galletas las aprendí a hacer en un taller de repostería americana con chocolate, que hice en una escuela de cocina de Málaga, La Mesa Málaga, os dejo el enlace a su página. 
Hacen talleres de todo tipo: comida casera, tapas, internacional, infantil... las chicas que llevan el negocio, Maria y Susana son un encanto, así que os recomiendo que paséis por su web y veáis todo lo que hacen.

En el taller de repostería americana con chocolate hicimos, probamos y también nos llevamos a casa un trocito de cada dulce. Estas galletas estaban entre las recetas además del chocolate cheese cake, brownie, bundt, etc... 


De todas las recetas que nos dieron esta es la única que he hecho por ahora, pero siendo de chocolate, las demás también caerán.

Por internet, aparecen con el nombre de galletas blanco y negro, pero yo las llamo craqueladas que es como nos la enseñaron.




INGREDIENTES:
250 gr. de chocolate negro para postres
50 gr. de mantequilla o aceite de girasol
100 gr. de azúcar
2 huevos
210 gr. de harina
½ cucharadita de levadura
1 pizca de sal
1 cucharadita de azúcar vainillado.
Azúcar glass para rebozarlas
PREPARACIÓN:
En un bol fundimos el chocolate en el microondas, añadimos la mantequilla o el aceite y removemos hasta que se disuelva bien y reservamos.
PREPARACIÓN SIN THERMOMIX
En una cazo batimos los huevos y añadimos el azúcar. A fuego lento, batimos con unas varillas, hasta que la mezcla tenga un color blanquecino y haya doblado su volumen, también se pueden utilizar unas varillas eléctricas.
Fuera ya del fuego, le añadimos el azúcar vainillado y continuamos batiendo un par de minutos más. 
Ahora le incorporamos el chocolate fundido que teníamos reservado y removemos durante unos segundos. 
Tamizamos la harina y la incorporamos con la levadura y la sal poco a poco al cazo. Seguimos batiendo con las varillas hasta que esté todo bien integrado. Nos tiene que quedar una masa pastosa que con el frío adquirirá consistencia.
PREPARACIÓN CON THERMOMIX
Ponemos la mariposa, añadimos el azúcar y los huevos y programamos 4 minutos, 37⁰ a velocidad 4 . A continuación programamos 3 minutos más sin temperatura a la misma velocidad .
Añadimos el azúcar vainillado y el chocolate que teníamos reservado. Mezclamos a velocidad 3 unos 10 segundos. 
Tamizamos la harina.
Quitamos la mariposa y añadimos la harina tamizada con la levadura y la sal. Mezclamos a velocidad 4 hasta que esté todo bien integrado. Nos tiene que quedar una masa pastosa que con el frío adquirirá consistencia.
A partir de este momento los pasos ya son comunes en las dos preparaciones.
Echamos la masa al bol y la dejamos en el frigorífico durante 1 hora para que la masa esté bien dura, y se pueda manipular bien.
Precalentamos el horno a 180º.
Vamos formando pequeñas bolas (yo usé una cuchara de helados) y las rebozamos en azúcar glass hasta que estén cubiertas totalmente. Los colocamos en la bandeja, teniendo cuidado de ponerlas separadas, porque  en el horno crecen.

Horneamos durante 14 minutos, podemos ver cómo se van rompiendo. Las galletas deben quedar crujientes por fuera y blandas por dentro.


La masa ya enfriada, es espesa y algo dura.


Con una cuchara de helado hacemos bolas iguales y las pasamos por azúcar glass.

Las ponemos en una bandeja de horno, separadas.

Listas para hornear. Es importante no pasarse del tiempo, si no quedarán duras.

    Cuando se hornean se abren, se "craquelan", de ahí el nombre. Por dentro están blanditas.

    Se pueden guardar en un bote hermético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada