Azúcar invertido


 Esta preparación es parte de muchas recetas de helados, panes,  bizcochos y helados. Es una especie de almíbar que mantiene las masas mas tiernas y evita que los helados cristalicen. Yo lo uso también para dar brillo a las recetas de hojaldre. Es muy fácil de hacer y aguanta en un bote de cristal hasta un año, incluso fuera de la nevera.

La receta la aprendí en un taller de helados de thermomix, pero he perdido la ficha, así que os dejo el enlace a un blog donde también la preparan igual.



INGREDIENTES:
  • 150 ml. de agua mineral.
  • 350 grs. de azúcar blanquilla.
  • 1 sobre de ácido tartárico málico (color blanco).
  • 1 sobre de bicarbonato sódico (color morado). 
(Estos sobres lo encontrais en Mercadona como "gasificante para repostería".)

PREPARACIÓN 
SIN THERMOMIX:
   En un cazo, calentamos el agua y cuando llegue a ebullición, añadimos el azúcar y removemos hasta que se disuelva.
       Acto seguido añadimos el contenido del sobre blanco y removemos.
   Apartamos del fuego y añadimos el contenido del sobre morado lo que producirá efervescencia. Removemos hasta  que la misma desaparezca y obtengamos una mezcla homogénea.
        Vertemos el contenido en un bote de cristal y cuando enfríe, introducimos en el frigorífico.

PREPARACIÓN

 CON THERMOMIX:

    Vertemos en el vaso de la thermomix el agua, el azúcar y el sobre blanco y programamos 7 minutos, 100º velocidad 3.
    Desconectamos y dejamos enfriar unos 30 minutos.
  Añadimos el sobre morado y mezclamos 1 minuto a velocidad 3. Veremos que queda espuma producto de la efervescencia del bicarbonato pero desaparecerá al cabo de unos minutos.
    Dejamos enfriar y vertemos y envasamos en el bote de cristal.



Estos son los sobres de mejorante o gasificantes.



Es como un almíbar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada